CALM-A, un proyecto sostenible

ELENA IPARRAGUIRRE, Diseñadora de Moda. Dibujar y pintar siempre han sido dos actividades que realizaba de forma personal hasta que se dio cuenta con el paso del tiempo que la moda era su verdadera vocación. Estudió Diseño de Moda en el Centro Superior de Diseño Hacer Creativo y aprovechó todas las oportunidades que se le presentaron: experiencia de voluntariado en Bombay (India), Erasmus y prácticas en Oporto. Todas estas vivencias que le obligaron a salir de su zona de confort y vivir realidades diferentes le permitieron conformar su identidad como diseñadora y plantearse el papel que jugaba dentro de la industria.

Elena Iparraguirre centra su actividad profesional como diseñadora en la moda sostenible concibiendo el upcycling uno de sus ejes fundamentales por su eficacia en el aprovechamiento de recursos existentes y por el reto a nivel técnico que supone para un diseñador.

Con el upcycling como eje conductor nació CALM-A, una colección cápsula que ha sido posible gracias a Vintage for a Cause, sociedad sin ánimo de lucro que pretende promover el upcycling a través de un proyecto social conectando diseñadores de moda y a costureras senior.

CALM-A se caracteriza por su sencillez, comodidad y versatilidad siguiendo una estética minimalista y refinada. La colección fusiona el corte de prendas clásicas adaptadas a la vida urbana con pequeños detalles que la hacen única. Se adaptan a diferentes cuerpos, edades y estilos permitiendo que las prendas puedan combinarse de forma infinita entre ellas.

CALM-A parte del concepto de una colección previa de Elena llamada Iyet y que se ha adaptado. La inspiración fusiona dos conceptos diferentes, por un lado, el movimiento hip hop de los años 80 y la percepción del actual Egipto de la diseñadora. Esta inspiración se ve en los diseños a través de los cortes y pequeños detalles como los corchetes y aperturas laterales del movimiento hip hop y por otro lado, el lino y el color blanco como predominancia de la colección en su conjunto.

Elena se ha centrado en la elaboración de fichas técnicas, patronaje y prototipos de la colección y para ella era fundamental que la colección fuera visualmente atractiva y que el proyecto que hay de fondo fuera un plus a la hora de añadir valor a la colección, y no al revés.

La elección del material para la colección era algo clave. Vintage for a Cause ha conseguido materiales a través de un proveedor de dead stock para lograr un impacto ambiental mínimo. La ayoría de los tejidos son lino, una mezcla de poliéster y algodón y viscosas. No solo son 100% reciclado el tejido sino todas las fornituras como las cremalleras, los botones…

Las prendas se confeccionan bajo pedido, no hay stock físico con el objetivo de evitar residuos innecesarios. Están dirigidas a personas con sensibilidad por la moda ecológica. No solo se pretende la belleza puramente estética sino también, una belleza ética y responsable.

Actualmente, Elena Iparraguirre está trabajando en un nuevo proyecto del que todavía no puede desvelar muchos detalles pero promete ser algo diferente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2020 hacercreativo.com - Todos los derechos reservados